Brahma

BRAHMAN y las Deidades Indias: Rostros de lo Divino. Parte 1

back to home pdf share

Los mitos, las historias y las imágenes sobre los rostros de lo divino en la India, sin embargo, pueden y, de hecho, deben entenderse como indicaciones de que detrás de estas declaraciones se encuentra y actúa un poder que no es "de este mundo", un poder que llevamos dentro y al cual podemos entregar nuestra conciencia mundana del ego con humildad, fe y confianza. Llevamos dentro de nosotros la llave, de hecho la participación en BRAHMAN, en el Nirvana o en el "reino que no es de este mundo".

Brahman

El panteón de deidades hindúes es inconmensurable, como está escrito en una de las sagradas escrituras: “innumerables como los granos de arena en el río Ganges”. Y, sin embargo, detrás, por encima o dentro de esta multiplicidad hay un punto de partida, un principio que abarca todas las limitaciones de la forma, el tiempo, el espacio y las representaciones. Se llama BRAHMAN a

... lo ABSOLUTO, que TODO lo abarca, lo UNIVERSAL.  Es el principio omnipresente, divino, sin nombre, sin forma, eternamente absoluto y todo inherente. BRAHMAN es el principio divino central del Vedanta. BRAHMAN no tiene cualidad material, NO es un concepto de este mundo y, por lo tanto, no puede ser descrito con palabras o imágenes. BRAHMAN es el SER, el verdadero Yo de todo organismo y la más alta realidad no dual [1].

Este [BRAHMAN] es mi Atman en el interior del corazón, más pequeño que un grano de arroz o un grano de cebada o un grano de mijo o un germen de mijo. Este es mi Atman en el interior del corazón, más grande que la Tierra, más grande que el cielo, más grande que los mundos. […]El que todo lo hace, el que todo desea, el que todo huele, el que todo lo sabe, el que todo lo abarca, el que no tiene palabras, esta es mi alma en el interior del corazón, este es el BRAHMAN, al cual yo, partiendo de aquí, entraré. No cabe duda de a quién se refería [2].

De este "grano de mijo" surge todo el universo visible e invisible, en el que dioses, demonios, sistemas solares, galaxias –pero también seres humanos, animales, plantas y minerales– se manifiestan a través de energías, vibraciones y cristalizaciones. La creación del universo conduce a una aparente separación entre BRAHMAN y Sus criaturas, pero esta separación es solo aparente, ya que todo está impregnado por BRAHMAN y existe en unidad con Él. La creación del universo, su florecimiento y su disolución se consideran en el hinduismo como "días de BRAHMAN", Kalpas (períodos de edades inimaginablemente largas).

La humanidad ha hecho muchos intentos de describir el proceso de creación del universo. Muchas, si no todas las culturas, han tratado de ofrecer respuestas, descripciones, a este proceso de surgimiento desde lo absoluto, lo que todo lo abarca, el ilimitado no-ser en el mundo perceptible para nosotros con los órganos de los sentidos. De ahí surgieron innumerables escritos, imágenes, estatuas, oraciones, filosofías, que intentan hacer tangible lo intangible, conocible lo incognoscible, audible lo inaudible. En el camino han surgido dioses, deidades, ángeles y santos con innumerables formas y atributos, imágenes, semejanzas de lo que no se puede representar. Todo son intentos limitados de dar testimonio del inefable misterio de Dios en el mundo de los sentidos. ¿Son estas imágenes, estatuas, templos y textos "rostros de Dios"? ¿Pueden señalar a la humanidad el misterio de BRAHMAN y darle respuestas en su búsqueda y cuestionamiento interiores?

A partir de representaciones seleccionadas de los tres principales dioses del hinduismo, Brahma, Vishnu y Shiva, intentaremos mostrar cómo las imágenes de estas tres deidades pueden guiarnos en el camino hacia la búsqueda de BRAHMAN dentro de nosotros.

Trimurti ("las tres figuras"): Brahma, Vishnu y Shiva

               Brahma

Hay muchos mitos y cuentos sobre la creación y no creación del universo desde y a través de lo Absoluto, BRAHMAN, todos los cuales tienen una cosa en común: la manifestación de los tres dioses principales, Brahma, Vishnu y Shiva, una trinidad que a su vez dio origen a muchas, de hecho innumerables, otras deidades, a menudo con una conexión directa con la vida humana, sus deseos, temores y necesidades.

A Brahma se le atribuye la creación de los mundos y el universo. Vishnu es visto como el sustentador de la creación y Shiva como el destructor de la ignorancia y el renovador. Se asignan atributos simbólicos a cada una de las tres deidades, una manifestación femenina, así como "monturas", símbolos y posturas místicas de las manos (mudras).

Sobre el origen de Brahma se dice: Brahma es el primogénito en el universo. Para crear el mundo y la raza humana, se dividió en dos mitades: el principio masculino, Brahma, y el principio femenino, la diosa Gayatri, quien a su vez se expresa en diversas manifestaciones como, por ejemplo, Saraswati[3].

Brahma

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el hinduismo que se vive hoy, sin embargo, Brahma es apenas visible. Hay muy pocos templos en la India donde se le rinda culto exclusivamente. En efecto, el surgimiento del universo, su florecimiento y desaparición siguen siendo vistos como la inhalación y exhalación de Brahma. Los períodos inimaginablemente largos de esta inhalación y exhalación no pueden compararse con la vida y el trabajo diarios de los seres humanos y los dioses. Brahma a menudo se representa como un anciano sabio con cuatro cabezas, lo que implica que mira en las cuatro direcciones y, por lo tanto, es omnipresente. También se da a entender que irradia los cuatro textos básicos del hinduismo, los cuatro Vedas, para mantenerlos en la conciencia de la humanidad.

La manifestación femenina de Brahma más conocida y ampliamente difundida es Saraswati, la diosa del conocimiento y el aprendizaje, así como del arte y la fertilidad. Escolares y estudiantes, artistas y eruditos rezan a Saraswati. Saraswati quiere mostrarnos el camino hacia la sabiduría, una sabiduría que conduce a la superación de la separación y a la unión del Atman individualizado con BRAHMAN.

Más visibles y tangibles para la mayoría de la gente son las otras dos deidades de la trinidad: Vishnu, el sustentador, y Shiva, el destructor y renovador del mundo. Son prácticamente omnipresentes. Innumerables templos, santuarios, árboles sagrados, cursos de agua, montañas, etc., están dedicados a Vishnu o Shiva en una encarnación u otra. Para todas las necesidades, deseos y expectativas existen imágenes, estatuas y templos que representan a uno de ellos o a una de sus encarnaciones. Son adorados, se les hacen sacrificios y se espera de ellos el cumplimiento de los deseos de uno. La mayoría de estos deseos están dirigidos a la vida cotidiana y sus problemas, aunque todas las escrituras sagradas de la India apuntan siempre a lo trascendente, a superar las ataduras a este mundo y absorberse en BRAHMAN.

 

(Continúa en la Parte 2)

 

Referencias:

[1] https://wiki.yoga-vidya.de/Brahman

[2]Chandogya-Upanishad (3.14)

[3] https://vedicgoddess.weebly.com/bhakti-masala-blog/brahma-the-creator-the-consort-of-saraswati

back to home pdf share