Staircase

Coronavirus, amigo o enemigo

back to home pdf share

Parece que algo minúsculo, algo inapreciable a simple vista, ha trastornado la sociedad de una manera extraordinaria y asombrosa. Este ser microscópico ha puesto a toda la humanidad en una situación sin precedentes, al menos en los últimos 100 años. Nos cuesta entender, enfrentarnos, adaptarnos a los muchos y drásticos cambios que se nos piden desde diferentes ámbitos. Hay una gran variedad de reacciones en todos los individuos y sociedades afectadas. Según el papel que les haya tocado, algunos pueden enfrentarse al fenómeno con relativa facilidad, otros mueren, pero para la mayoría es un conflicto constante, un período de tiempo muy difícil y falto de control. Estamos siendo obligados, de muchas maneras, a dejar de lado las cosas que no solo eran diversiones, o entretenimiento, sino también nuestros apegos a la Tierra. En resumen, estamos siendo liberados.

Hay una gran variedad de posibles causas, estados físicos y mentales, de los que quizás el coronavirus podría ser una manifestación. Es posible que observadas desde un estado de consciencia terrenal, estas nuevas fuerzas que nos confrontan sean percibidas como muy extrañas; y, en gran medida, consideradas una amenaza invisible a la que nuestro cuerpo, nuestro sistema inmunitario, está respondiendo. Los sintomas provocan una reacción inmunológica. Estamos respirando, absorbiendo, algo extraño, algo invisible, algo intangible. Ello provoca miedo en todas sus formas, sentimientos de "lucha y huida", como animales humanos que somos. ¡Pero no hay ningún lugar al que podamos huir!  Pues el virus paraliza todas nuestras frenéticas "ocupaciones", todas nuestras obsesivas actividades.

Desde una perspectiva individual, experimentamos la necesidad de descubrir un "detonante" para este desastre en curso, un culpable. Algo que podamos identificar, nombrar, combatir y "curarnos". Sentirnos de algún modo victoriosos.  Desde esa misma perspectiva, ¿no le está sucediendo eso al conjunto de la humanidad, ahora mismo? Parece que no somos capaces de percibir este virus con nuestros ojos, pero hemos identificado una "causa" y nos estamos esforzando por encontrar “una cura”. Pero ¿podemos ver qué más está sucediendo, podemos percibir más allá de nuestro miedo inicial? ¿Y está el coronavirus implicado, de alguna otra manera, en este proceso? Quizás nunca lo sabremos. Pero nos estamos volviendo silenciosos, estamos empezando a percibir las cosas de manera diferente. Si estamos cambiando, el mundo está cambiando. ¿No se nos está ofreciendo la oportunidad de detenernos y mirar hacia dentro?
Y, con ello, nos preguntarnos: ¿lo haremos?

 

 

 

back to home pdf share