Irland

El desarrollo espiritual del alma popular celta – Parte 15

back to home pdf share

(Regreso a la parte 14)

Los poemas de Ossian se hicieron famosos gracias a James Macpherson[1], quien encontró su epopeya gaélica en el siglo XVIII. Sin embargo, existen dudas sobre si estos poemas fueron realmente escritos por Ossian o si Europa se familiarizó con los celtas a través de Macpherson. Los versos que Macpherson envió al mundo fueron muy populares en su época, fueron apreciados por Goethe y Herder, y tuvieron una gran influencia en el romanticismo alemán. Los poemas fueron incluso comparados y alabados con la obra de Homero. Incluso Napoleón Bonaparte conocía la obra y encargó al pintor Ingres que pintara el 'Sueño de Ossian'.

El libro de Lady Augusta Gregory [2], la mujer que escribió por primera vez las grandes sagas irlandesas en un relato popular, describe la maravillosa historia de la madre de Ossian.

La historia del ciervo hermoso

Durante una cacería, el padre de Ossian, Fionn de Finn de la estirpe de los Fianna de Erin (Irlanda), se encuentra con un hermoso ciervo que, por la noche, se convierte en una hermosa mujer. En el pasado había rechazado a un amante, el Druida Oscuro que, para vengarse, la había convertido en ciervo. Un sirviente se compadeció de ella y le dijo que debía intentar unirse al círculo de los Fianna, para que el Druida Oscuro perdiera su poder sobre ella.

En este contexto, es necesario mencionar por qué el Druida Oscuro perdería su poder cuando el ciervo se uniera al clan de los Fianna.

Si uno quería ser incluido en este clan, tenía que ser iniciado. Fianna significa 'sin tierra', gente sin patria. La expresión 'sin tierra' ha sido un concepto universal a lo largo de todos los tiempos, e indica que estamos ante un 'alumno de una escuela de misterios'.

Alguien que era un 'sin tierra' rompió con su familia, con su propio clan en el que nació y se unió voluntariamente al clan de los Fianna.

La unión entre los miembros del clan Fianna era de origen espiritual. Los Fianna, aparentemente, poseían un poder mayor que el del Druida Oscuro, por lo que el ciervo fue remitido a ese círculo.

Cuando el ciervo se encuentra con los Fianna, se convierte en la hermosa mujer que alguna vez fue. Finn le da su amor, incluso renuncia a la caza y la toma como esposa.

Un día, cuando el esposo está ausente, su mujer vuelve a desaparecer. Finn la busca durante siete años sin volver a ver a su amada esposa. En cierto momento, se encuentra con un niño desnudo al que sus perros habían encontrado. El niño, que es muy hermoso, no puede hablar y Finn reconoce en él los rasgos de su esposa. Se lleva al niño con él y, cuando puede hablar, le cuenta una curiosa historia. El niño había sido criado por una cierva y la amaba mucho. A veces venía un hombre y hablaba con la cierva, pero la cierva siempre se mantenía alejado de él. Un día, el hombre se puso furioso y la golpeó con una vara de avellano para que se viera obligada a seguirlo. El niño quería seguirla, pero no podía moverse. La cierva lo miró con lágrimas de tristeza. El niño se quedó atrás en el bosque llorando de ira y frustración y perdió el sentido hasta que los perros de Finn lo encontraron y despertó.

Finn llama al muchacho Ossian. El nombre Ossian u Oisin significa "pequeño ciervo" y es apropiado para el hijo cuya madre está encantada en una cierva. Ossian escribió hermosos poemas para el clan y, más tarde, fue uno de los buenos guerreros del linaje de los Fianna.

El siguiente poema es de Ossian, de las obras de James Macpherson:

¡Oh tú, que ruedas arriba,

redondo como el escudo de mis padres!

¿De dónde son tus rayos, oh Sol?

¡Tu luz eterna!

Te manifiestas en tu terrible belleza,

las estrellas se escondieron en el cielo;

la luna, fría y pálida,

se hunde en la ola occidental;

pero tú mismo te mueves solo.

¿Quién puede ser un compañero de tu curso? [3]

Los Poemas de Ossian fueron publicados por la Sociedad Ossian a mediados del siglo XIX y, desde entonces, se hicieron muy populares. Los europeos experimentaron un mundo de hadas, héroes, dioses y demonios que durante mucho tiempo habían olvidado. Se sospechaba que estas historias habían sido de gran importancia. La gente también empezó a comparar estas historias con otras mitologías, pero eso era difícil y casi imposible.

En cualquier caso, quedó claro que las mitologías habían surgido antes de la era cristiana y que debemos ver a los personajes principales de estas historias como descendientes directos o Avatares. Son las reencarnaciones de dioses en un cuerpo humano. La idea del renacimiento fue un tema doloroso para los escritores cristianos y, por eso, había surgido un poco de confusión. Cambiaron las historias y a veces las adaptaron con las ideas del cielo y el infierno.

Por ejemplo, se dice que Cuchulainn fue un avatar de la deidad Lug. Los irlandeses no tenían reparos en absoluto con algunas figuras que aparecían como seres humanos  y posteriormente, otra vez, como deidades. Para un pueblo que era clarividente en alto grado, estas historias no eran nada fuera de lo común.

(Continúa en la 16ª parte)

 

Fuentes:

[1] James Mac Person, Las obras de Ossian, 1765

[2] Lady Augusta Gregory, Dioses y Combatientes, 1905. Editado en español por Editorial: Independently published (10 de julio de 2022).

El libro electrónico del Proyecto Gutenberg de Dioses y Combatientes: por Augusta Gregory

[3] Los poemas de  HYPERLINK "https://deriv.nls.uk/dcn23/7756/77562261.23.pdf"Ossian HYPERLINK "https://deriv.nls.uk/dcn23/7756/77562261.23.pdf" (nls.uk)

En español: https://bibliotecadigital.jcyl.es/es/catalogo_imagenes/grupo.do?path=10069870

[4] Hans Gsänger, Irlanda. Insel des Abel. Die irischen Hochkreuze [Irlanda. Isla de Abel. Las altas cruces irlandesas], Verlag Die Kommenden, 1969

[5] Jakob Streit, Sonne und Kreuz [Sol y cruz], Freies Geistesleben, Stuttgart 1977

back to home pdf share