Tree wondrous

Tres maravillosas habilidades - Part 2

back to home pdf share

(viene de la parte 1)

La tercera habilidad maravillosa: adquirir y buscar experiencias de primera mano

Lo que nos lleva a la tercera habilidad prodigiosa, que juega un papel fundamental en la búsqueda de la conciencia. Esta habilidad es de particular importancia, porque la gente a menudo se esfuerza conscientemente por conseguirla. La tercera habilidad maravillosa del hombre es poder adquirir experiencias de primera mano y también ser capaz de encontrar o idear enfoques que puedan conducir a experiencias de primera mano. Vemos esto reflejado en nuestras propias vidas y en todo lo que nos rodea. Basta pensar en las aspiraciones de muchos de "ver el mundo" y así viajar tanto como sea posible y adquirir sus propias experiencias personales. Pero el principio se explica más fácilmente con un ejemplo: experimentar la nieve en lugar de limitarse a leer sobre ella. La experiencia de primera mano es siempre mucho más intensa que leer una descripción de la nieve. Y, si tenemos una pregunta, escuchamos o leemos sobre algo que nos parece interesante, podemos hacer planes para experimentarlo de primera mano.

El valor de esta habilidad radica en el hecho de que no podemos transferir experiencias de primera mano a otras personas, porque para los demás siempre será conocimiento de segunda mano. Aunque experimentamos algo con amigos o miembros de la familia o en un grupo más grande, cada persona lo experimenta de manera un poco diferente. Sigue siendo imposible transferir mi experiencia de primera mano a otra persona. A lo sumo, se puede contar o escribir sobre ello o hacer un video, pero toda esta es información de "segunda mano" y no la experiencia en sí. La capacidad de adquirir experiencia de primera mano y de idear formas para adquirir experiencias de primera mano, no se puede eludir y es indispensable si realmente queremos darle un lugar vital a algo en nuestras vidas. Eso también explica por qué, para muchas personas, experimentar las cosas por sí mismas es un objetivo.

Pero, cuando se trata de preguntas sobre el significado de la vida, este objetivo resulta más difícil de lograr que cualquier otro. Entonces, ¿cómo podemos llegar a un enfoque? Imagínese enviar este asunto a un psicólogo. Un psicólogo no saldrá rápidamente con comentarios como:

No lo piense demasiado

sino más bien haga preguntas como:

¿Cómo te sientes cuando parece tan imposible lograr tu propia experiencia real con este tema?

o:

¿Qué crees que es necesario para avanzar con este tema en tu propia vida?

Si nos acercamos a un maestro taoísta o zen con la misma pregunta, tampoco escucharemos:

No empieces;es muy difícil...

Preferimos recibir un consejo que va algo más allá de lo que podemos imaginar y posiblemente una propuesta para un primer paso de nuestro propio enfoque. Estos ejemplos solo sirven para recordarle que las personas a menudo se saltan algunos pasos cuando enfrentan una pregunta aparentemente demasiado grande, o una pregunta que los vuelve emocionales e inseguros. Pero si empezamos con algunos pasos más pequeños y obvios, si nos tomamos un momento de introspección, ¿qué nos falta para poder pasar al siguiente paso?

Tres habilidades milagrosas en conjunto

Ahora es importante recordar la primera habilidad milagrosa, a saber, la inteligencia para formular preguntas profundas y correctas sobre la vida. Entonces, ¿por qué no deberíamos ser capaces también de esforzarnos inteligentemente para abordar cuestiones profundas? ¿Lo que falta es, tal vez, el coraje para empezar? Nunca podremos borrar el tema de nuestras vidas y la información indirecta no es una experiencia propia. Tarde o temprano tenemos que aprender a perseverar para lograr un resultado en relación con un problema en nuestras vidas. ¿Por qué deberíamos dejar que alguien nos diga que lo dejemos?

Nuestra humanidad no puede estar completa sin nuestras 'maravillosas' habilidades. Mucho más que ser 'demasiado difíciles', son parte de lo que nos define como seres humanos. El consejo de evitar prestar atención a esto, no importa cuán bien intencionado sea, no puede ser el consejo más comprensivo y cariñoso. Nuestras 'habilidades' no desaparecerán repentinamente y las preguntas vendrán de lo más profundo y, sin embargo, siempre encontrarán el camino de regreso a nuestra conciencia.

Para comenzar, debemos ser valientes, tener el coraje de abrir nuestro corazón y confiar en nuestra capacidad para descubrir el siguiente paso, o al menos un enfoque. Depende de cada uno de nosotros al menos intentarlo. Si no podemos pensar en el siguiente paso de inmediato, también podemos quedarnos en silencio por un momento o esperar y no rechazar nuestras preguntas profundas, sino llevarlas con nosotros en el fondo de nuestra vida y luego ver qué pasa con ellas. Todo lo que experimentamos nosotros mismos, lo podemos compartir con los demás. Incluso si es indirecto, hablar de ello puede significar mucho. ¿De qué otra manera podemos saber si hay personas con experiencias similares o complementarias?

El valor de cada experiencia propia, aunque sea tan pequeña, se hace aún mayor cuando nos animamos, nos abrimos a algo que aún no conocemos y que es un tema sensible para nosotros. En última instancia, también nos lleva a lo que puede ser nuestra habilidad más maravillosa y valiosa: compartir experiencias y conocimientos crea comprensión y un sentido de pertenencia. Una conexión, basada en experiencias de primera mano y un intercambio franco entre personas. Todos llevamos ese anhelo de esta conexión dentro de nosotros, con un final abierto, nada exclusivo, nada completamente comprometido, pero con esperanza y amor avanzando en un camino lleno de intuiciones y, quién sabe, también de sabiduría...

back to home pdf share